A l@s alumn@s de la 7ª promoción del Máster de Pedagogía Sistémica Cudec en Madrid.

Tuve la maravillosa oportunidad de estar el pasado fin de semana con vosotr@s viendo trabajar a Angélica Olvera en Ávila, ella hablaba de la importancia de los sueños. ¿Es lo mismo ilusión y sueño? Desde su mirada sistémica son dos aspectos diferentes, muy diferentes.

Las ilusiones son vanas y no se cumplen, porque miran siempre al pasado y quieren arreglar algo sin lograrlo. Hay en ellas una intención de ganancia personal.

Los sueños son 100% realizables. Participan de otro campo, son ligeros, nos impulsan y orientan hacia un futuro posible. No hay un deseo de poder y siempre ofrecen frutos.

“Si lo puedes soñar, lo pudes lograr”.  Walt Disney

Este es un tema importante también en la Escuela, en todas las etapas educativas. Como Maestros, en su sentido genérico, ¿impulsamos los sueños de nuestros alumnos? Tal y como se ha venido concibiendo la enseñanza, generalmente orientada a los aprendizajes cognitivos, hay poco margen para soñar en nuestra aulas.

Quizá porque los docentes, o muchos de ellos, han renunciado a sus sueños. O porque los confunden con “lo ilusorio”. Puede ser que también nos de miedo materializarlos, eso supondría el riesgo de recuperar nuestro poder personal y surfear la vida desde la confianza y la alegría.

Sin embargo soñar es “evolucionario”. Walt Disney tuvo un gran sueño y lo materializó. Hoy Disney es una grandísima empresa, la segunda compañía de medios de comunicación y entretenimiento en el mundo, presente en la vida de millones de niños y adultos.

“I have a dream”.  Martin L. King Jr.

En todas las épocas ha habido soñadores que han cambiado, de alguna manera, el curso de la historia. Hay una larga lsita de soñadores ilustres: Ghandi, Mandela, etc. El sueño de Martin L. King Jr. hizo posible que Obama llegara a ser presidente de Estados Unidos en 2008, ¡solo 45 años después!. Los sueños colectivos se toman más de tiempo.

Muchos científicos e inventores también han perseguido y se han entregado a sus sueños. Sus logros forman parte de nuestra vida, un ejemplo son los hermanos Wright y su pionera aportación a la aviación.

Ha habido soñadores insignes en la educación: Francisco Giner de los Ríos en España y María Montessori o Jean Piaget en Europa, entre otros muchos.

brx-musee-magritte

By Warburg (Own work) CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

 

Una de las fases del proceso de trasformación de un Centro Educativo en una Comunidad de Aprendizaje es poner a toda la Escuela a soñar.

Soy consciente del inmenso potencial de los sueños, los ejemplos anteriores son  inspiradores y señalan el potencial de todos. Tenemos “licencia para soñar”, por eso hoy quiero formular abiertamente mi sueño y compartirlo:

“Una Escuela del Siglo XXI también Sistémica, que incorpore y desarrolle pedagógicamente todos los aspectos relativos a los Principios Básicos de la Vida”

Algunos aspectos de esa nueva Educación serán:

  • Que eduque para la Vida.
  • Generar un lugar de encuentro y armonización de diferentes Pedagogías para dar respuestas eficaces y concretas a los aspectos: filosóficos, curriculares, metodológicos, organizativos, operativos, sociales, etc., necesarios en este siglo XXI.
  • En la que se dimensione el proceso de enseñanza y aprendizaje desde el pensamiento filosófico de Bert Hellinger y las aportaciones Olverianas de la Pedagogía SIstémica y la Inteligencia Transgeneracional.
  • Considereando la necesidad que cada uno se encuentre en su lugar para educar con éxito.
  • Que incluya y respete a las Familias, para que tengan una mayor presencia y participación.
  • Esté al servicio de los sueños y la formación integral de l@s alumn@s.
  • Con Docentes exitosos, ampliamente reconocidos. Que trabajen en equipo, puedan transformarse, estar fortalecidos y disponibles como agentes de cambio: para los alumnos, las Familias y su entorno.
  • Cuidar y favorecer el bienestar, la conciliación de géneros y la inclusión en la Comunidad Educativa.
  • Disponer de programas y herramientas para fomentar la salud emocional y sistémica de toda la Comunidad Escolar, con programas y espacios de actualización y apoyo.
  • Considerar la dimensión organizacional sistémica de las Instituciones Educativas para optimizar su gestión y funcionamiento.

Este sueño es para tod@s nosotr@s y principalmente para el futuro de nuestr@s hij@s

 

Crédito de la imagen de portada: Revista Muy Interesante